La dieta alcalina es aquella baja en carnes, un bajo consumo en grasas y lácteos, aumentando el consumo de verduras. De acuerdo con sus principios, es necesario reducir la ingesta de comidas ácidas, es decir, con un pH menor a 7, como lo son las carnes con ph de 5.5 a 5.8. Argumentando que un sistema ácido puede ser perjudicial para nuestra salud. Por la presencia de inflamación e irritación. Actualmente existen dietas como la vegetaría, alimentación ayurvédica, vegana o paleolítica, por sus fundamentos son altamente alcalinas. Llevar una dieta alcalina con agua alcalina generaría un mayor balance del pH, creando un ambiente libre de bacterias y virus.

Agua alcalina retrasa el envejecimiento

 

Entonces, al consumir agua alcalina mantiene el cuerpo hidratado, mejora el sistema inmunológico. Neutraliza la acidez y ayuda a limpiar el cuerpo de toxinas. Se afirma que previene la diabetes, migraña, obesidad, cáncer, gastritis, osteoporosis, entre otras enfermedades.

 

 

Los purificadores de agua Nikken son una alternativa para tener agua alcalina. El agua resulta con minerales, esta ionizada y cuenta con energía similar al agua de manantial o al de una cascada. El Pi Water alcaliniza el agua con un pH de 7.5 a 8.5. Mientras que el Waterfall alcaliniza el agua con un pH de 8.5 a 9.5. Por ello, se potencian los beneficios de la dieta alcalina, ya que Bowman afirmaba que el agua de río que esta llena de vida tiene propiedades curativas. En cualquier tipo de dieta, ya sea alcalina, o convencional, es clave la hidratación, pues estamos compuestos en su mayoría de agua, nuestras células lo necesitan.

En que consiste la Dieta Alcalina

Las dietas alcalinas promueven el consumo de vegetales y hortalizas. Siendo las legumbres como el garbanzos y lentejas una excelente fuente de proteína. Incentivando a consumir aminoácidos en cereales como amaranto, chía, quinua, centeno. Sin olvidar introducir la fibra para el funcionamiento del sistema digestivo. No se está en contra de carbohidratos sino en que se recura a otros más saludables (Cordain, 1999). En ella también advierte sobre los azucares añadidos. Tomando a las frutas quienes contienen fructuosa natural cual no supone ningún riesgo a nuestro organismo ya que son asimilables. Evitando la alimentación ultra procesada al cocinar o comer. Debido al uso de conservadores o añadidos que le dan su sabor. Un ejemplo es el glutamato monosódico, la pectina, dextrosa, entre otros químicos que favorecen a largo plazo enfermedades como obesidad y diabetes.

Recomendaciones alcalinas

La manera de llevar una alimentación alcalina sería consumir un 80% de alimentos alcalinos, incluyendo el agua alcalina y el 20% restante alimentos ácidos. Los alimentos ácidos tiene que tener propiedades saludables. Con resultado de una dieta sana y equilibrada.

Los yoguis afirman “tú eres lo que comes”, además “tú comes aquellos alimentos que reflejan tu nivel de pureza mental y espiritual”. Por ello, al llevar una dieta hay que tener en cuenta lo que nos dice Cousens (2011) tener claridad en el propósito.  Siendo capaces de desarrollar una dieta apropiada para sí mismos, debido al estilo de vida y la bioquímica que nos compone. Por ello si te sientes incomodo con cualquier tipo de dieta acude a un especialista, no te quedes con las dudas. Recuerda que la dieta alcalina buscan reducir el consumo de antinutrientes. Para controlar la producción de insulina y proteger frente a enfermedades, reforzando el sistema inmune.

Conoce más acerca del filtro de Waterfall

 

Purificador

Tu aliado para obtener agua alcalina

 

 

 

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)